INFORMACIÓN ACERCA DE LAS COOKIES UTILIZADAS
Le informamos que en el transcurso de su navegación por los sitios web del grupo Ibercaja, se utilizan cookies propias y de terceros (ficheros de datos anónimos), las cuales se almacenan en el dispositivo del usuario, de manera no intrusiva. Estos datos se utilizan exclusivamente para habilitar y estudiar de forma anónima algunas interacciones de la navegación en un sitio Web, y acumulan datos que pueden ser actualizados y recuperados. En el caso de que usted siga navegando por nuestro sitio Web implica que acepta el uso de las cookies indicadas. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra sección Política de cookies


Facebook
Twitter
Google+

Itinerario recomendado

Edificio Museo Goya

La obra del pintor aragonés, Francisco de Goya, es el eje fundamental que estructura el discurso expositivo del museo.

Además de 14 pinturas, un dibujo y las series completas de los Grabados de Goya en el está representada la pintura de la época de Goya, con obras de alguno de los más importantes pintores que vivieron y triunfaron en ella, que influyeron en el pintor de Fuendetodos o que fueron sus rivales en el ambiente artístico de la Corte española o de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, desde Giaquinto y Mengs hasta su cuñado y maestro Francisco Bayeu.

Planta -1: GOYA Audiovisuales / Restos romanos

Dos programas nos introducen en la obra de Francisco de Goya: la forma que tiene Goya de ‘mirar’ a su alrededor, reflejada a veces en sus autorretratos, es el hilo conductor del audiovisual principal. En el audiovisual infantil se adaptan ésas miradas mediante la utilización de técnicas mixtas de animación 2D y 3D.

Zaragoza, la única ciudad del mundo romano que ostenta el nombre de su fundador (Caesar Augustus), fue fundada en el año 14 a. C. Los restos descubiertos remiten a una estructura rectangular, con apoyos para columnas internas que se relacionan con un espacio de aire basilical.

Planta primera: GOYA antecedentes

Especial protagonismo en esta planta tiene la pintura religiosa española del Barroco llena de devoción y emotividad, con obras representativas del naturalismo (Leonardo, Castillo, Llanos Valdés) y del pleno Barroco decorativo (Cano, Escalante, Carreño, Moreno). También hay una buena representación del retrato y de otros géneros.

En la última sala se muestran lienzos de pintores aragoneses del pleno Barroco decorativo (Aybar, Berdusan, Rabiella), realizados con soltura de pincelada, y que fueron referentes para Goya en su juventud.

Planta segunda: Sala GOYA

El centro de interés fundamental del museo es la figura de Goya. En la sala principal se muestra una magnífica selección de cuadros religiosos (La Gloria), retratos (Autorretrato, Félix de Azara) y otras escenas (boceto del Dos de Mayo o Carga de los mamelucos, y Baile de máscaras debajo de un arco) en los que se puede comprobar la evolución de su pintura desde su época de juventud en Zaragoza hasta la culminación de su carrera como pintor de Cámara en Madrid. En otras salas se muestran obras de sus referentes artísticos de juventud (José Luzán, Francisco Bayeu, Corrado Giaquinto, Anton Rafael Mengs); de sus dos importantes cuñados (Francisco y Ramón Bayeu y Subías); y otros destacados pintores españoles de la época.

Planta segunda: GOYA grabados

 

Goya, junto a Durero y Rembrant es una de las figuras claves en la técnica del grabado. Goya plasmó su producción gráfica en varias colecciones:  Los Caprichos, Los Desastres de la Guerra, La Tauromaquia y Los Disparates o Proverbios. Cada una de ellas constituyeron hitos en un proceso de investigación gráfica y de creación desarrollado por Goya, que culminaría en las litografías de Los Toros de Burdeos demostrando su capacidad de aprendizaje permanente y su sentido de modernidad.

El Museo Goya-Colección Ibercaja es el único museo en el mundo que mantiene en su colección permanente las series completas de grabados de Goya.

Planta tercera: GOYA legado

En la planta tercera se comienza con los seguidores e imitadores de Goya y artistas españoles del siglo XIX que sintieron el fuerte influjo de la pintura de Goya. Después se muestra una selección del paisajismo español del siglo XIX. Los grandes pintores aragoneses (Unceta, Pradilla, Barbasán), así como los tres grandes escultores aragoneses del siglo XX (Pablo Gargallo, Honorio García Condoy, Pablo Serrano) reciben un tratamiento destacado por la trascendencia nacional e internacional de su arte.

Los pintores de la escuela de Madrid; los zaragozanos iniciadores de la pintura abstracta en España (Santiago Lagunas, Fermín Aguayo y Eloy Laguardia) y otros destacados pintores aragoneses que participaron en el triunfo de la abstracción (Saura, Viola, Victoria) y que son referentes de la pintura europea contemporánea cierran el discurso en el que se quiere reflejar la presencia permanente de Goya en el arte posterior.