INFORMACIÓN ACERCA DE LAS COOKIES UTILIZADAS
Le informamos que en el transcurso de su navegación por los sitios web del grupo Ibercaja, se utilizan cookies propias y de terceros (ficheros de datos anónimos), las cuales se almacenan en el dispositivo del usuario, de manera no intrusiva. Estos datos se utilizan exclusivamente para habilitar y estudiar de forma anónima algunas interacciones de la navegación en un sitio Web, y acumulan datos que pueden ser actualizados y recuperados. En el caso de que usted siga navegando por nuestro sitio Web implica que acepta el uso de las cookies indicadas. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra sección Política de cookies


Facebook
Twitter
Google+

“MARIANO GOYA”, DESDE HOY EN EL MUSEO GOYA. COLECCIÓN IBERCAJA

2016-01-13 | Nuevo cuadro, exposicion goya, mariano goya, nieto de goya
“MARIANO GOYA”, DESDE HOY EN EL MUSEO GOYA. COLECCIÓN IBERCAJA

ZARAGOZA.- El Museo Goya. Colección Ibercaja exhibe desde hoy el segundo retrato que hizo Goya a su nieto y que se ha incorporado en cesión temporal en depósito de los herederos del Duque de Alburquerque.

Se trata de la pintura Mariano Goya (Marianito Goya o Marianito), una de las tres que realizó el pintor a su nieto, único hijo de Javier Goya y de Gumersinda Goicoechea. Es un óleo sobre tabla que está declarado Bien de Interés Cultural y se exhibe desde hoy en la sala donde se muestran las obras del pintor, sumándose así a los catorce lienzos y grabados que integran la colección permanente de la entidad.

Con su incorporación, el Museo Goya. Colección Ibercaja cumple con su vocación de ser un museo vivo, consagrado a facilitar el conocimiento y divulgación de la obra del genio de Fuendetodos, en y desde Aragón.

El cuadro, que presenta al niño en un ambiente de música, ha sido presentado esta mañana por Amado Franco Lahoz, presidente de la Fundación Ibercaja; Magdalena Lasala, responsable de Educación y Cultura de la Obra Social de Ibercaja, y Rosario Añaños, directora del Museo Goya. Colección Ibercaja.

El presidente de la Fundación ha destacado la importancia de la llegada de una nueva obra al Museo, que con su reapertura en 2015 mostró su vocación de ser la puerta de Goya en Aragón. “Esta incorporación plasma nuestro deseo de que el Museo sea un centro vivo dedicado a la figura de Goya, un propósito que nos congratula decir ya cuenta con la respuesta del público pues, antes de cumplir su primer año con las actuales coordenadas, ha multiplicado el número de visitas”.

Asimismo, Franco Lahoz ha agradecido a los herederos del Duque de Alburquerque haber elegido el Museo Goya de Zaragoza para que los admiradores de la obra de Goya puedan disfrutar de la pintura que atesoran.

Las especialistas, por su parte, han mostrado su satisfacción por hacer posible el enriquecimiento temporal de la colección con uno de los retratos que hizo Goya a su nieto, y que ha sido especialmente valorado por expertos como Julián Gállego, que lo considera “uno de los retratos infantiles más hermosos de toda la pintura europea”.

En la Sala de los Goya

El público zaragozano y visitantes del Museo Goya. Colección Ibercaja pueden contemplar desde esta misma tarde este magnífico retrato, uno de los tres que hizo el pintor a su nieto Mariano Goya (1806-1874). Se trata del segundo retrato: está datado entre 1813 y 1815 y es un óleo sobre tabla de 59 x 47 cm, en cuyo reverso consta la inscripción “Goya a su nieto”.

El niño aparece representado de medio cuerpo, mirando hacia la izquierda del espectador y sentado en una silla, sobre un fondo de color neutro. Está situado frente a una gran partitura que reposa en un atril; en la mano derecha, a modo de batuta, sujeta una papel enrollado, mientras que el brazo izquierdo aparece doblado con la mano apoyada en la cintura.

“Marianito”, que tendría en ese momento entre siete y nueve años, fue retratado como un joven caballero, vestido con chaquetilla negra de tejido aterciopelado, camisa con amplio cuello de encaje blanco y tocado con un destacado sombrero de copa negro del que asoma el cabello rubio y rizado.

Con la exhibición de esta tabla, que no se veía públicamente desde 2003, cuando fue expuesto por última vez en una muestra realizada por la Academia de San Fernando de Madrid, el Museo refuerza su vocación de ahondar en el conocimiento y dimensión de la figura de Goya.

‘Genealogía’ del segundo “Mariano Goya”

Este segundo retrato a su nieto pertenece a los herederos del Duque de Alburquerque desde su adquisición por José de Osorio y Silva, duque de Sesto (marqués de Alcañices, duque de Algete y de Alburquerque), a los herederos del retratado. Según los estudiosos de la obra, la compra la realizó el duque, para decorar su recién reformada residencia madrileña, a través del pintor Federico Madrazo, en los años inmediatos a la muerte de Mariano Goya (1874).

La pintura se expuso por primera vez en 1900, en “Goya 1900”, en Madrid; a continuación, se exhibió en la “Exposición nacional de retratos” (Madrid 1902) y en “Pintura española de la primera mitad del siglo XIX” (Madrid 1913). Posteriormente, ha formado parte de importantes muestras sobre el pintor como “Goya” (Zaragoza 1992); “Goya en las colecciones españolas” (Madrid 1995-1996) y “1802. España entre dos siglos y la devolución de Menorca” (Madrid 2002). Asimismo, el cuadro estuvo depositado y se exhibió en el Museo del Prado durante 18 años, hasta 1996.

Cesión temporal en depósito

Han sido los herederos de los Duques de Alburquerque quienes mostraron su deseo de exhibir el retrato en el Museo Goya, en la condición de “cesión temporal en depósito”, con el fin de que tanto el público aragonés como los visitantes puedan disfrutar de la pintura.

El cuadro llegó al Museo el pasado mes de diciembre. Durante unos días permaneció en su caja para dar el tiempo necesario a la aclimatación. Posteriormente, se han realizado trabajos mínimos de restauración y limpieza del marco, hasta su colocación, hoy mismo, en la sala principal del Museo.

Allí está junto a las obras del pintor propiedad de la Fundación Ibercaja y de la Real Sociedad Económica de Amigos del País, que se exponen reunidas desde 2008 y que, desde la reordenación en 2015 de la colección, para presentarla como Museo Goya, ha sido visitado por más de 100.000 personas y ha supuesto todo un revulsivo para la oferta cultural de Zaragoza.

En estos meses, el Museo ha cubierto ampliamente sus expectativas de ser la casa de Goya en Aragón y mostrar su figura y su obra en su contexto cultural y artístico, con sus precedentes y sus consecuencias creativas hasta nuestros días, y haciendo especial hincapié en los grandes artistas aragoneses contemporáneos, que constantemente han vuelto al maestro para inspirarse.

A lo largo de este tiempo, ha sido una eficaz puerta a la obra de Goya en Aragón, ya que desde el Museo se cumple el compromiso de remitir a la ruta goyesca, tal y como consta en el muro de acceso a la sala principal.

Por otro lado, se han organizado tres exposiciones temporales en la Sala dedicada al fundador de Museo, don José Camón Aznar, de manera que invitan a revisitar periódicamente la casa de Goya en Aragón. Se trata de “Goya y Zaragoza, sus raíces aragonesas” y “Goya y la Virgen, sus imágenes de Zaragoza” -que incluía la reproducción de los murales de Aula Dei- y “El tiempo también pinta. Carrera Blecua. Soñando Goya”, que han sido un éxito.

Finalmente, el otro de los propósitos, mejorar la colección permanente en las fórmulas que pudieran plantearse, se está cumpliendo con cesiones como la presentada hoy.