INFORMACIÓN ACERCA DE LAS COOKIES UTILIZADAS
Le informamos que en el transcurso de su navegación por los sitios web del grupo Ibercaja, se utilizan cookies propias y de terceros (ficheros de datos anónimos), las cuales se almacenan en el dispositivo del usuario, de manera no intrusiva. Estos datos se utilizan exclusivamente para habilitar y estudiar de forma anónima algunas interacciones de la navegación en un sitio Web, y acumulan datos que pueden ser actualizados y recuperados. En el caso de que usted siga navegando por nuestro sitio Web implica que acepta el uso de las cookies indicadas. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra sección Política de cookies


Facebook
Twitter
Google+

EL MUSEO GOYA. COLECCIÓN IBERCAJA REFUERZA EL DISCURSO SOBRE EL PINTOR ARAGONÉS Y SU ENTORNO

2015-02-20 |

ZARAGOZA.- El Museo Goya Colección Ibercaja reabre sus puertas al público el próximo jueves, 26 de febrero, con sus fondos artísticos enriquecidos y un discurso expositivo renovado para convertirlo en el centro de referencia de la obra de Goya en Aragón. El Museo alberga ahora 500 obras, de las que 39 son nuevas incorporaciones. En la colección destacan las 15 obras del pintor, más las colecciones completas de los grabados, acompañadas de una pléyade de piezas de autores anteriores, coetáneos y posteriores al artista de Fuendetodos para ofrecer una lectura histórica de su aportación a la historia del arte.
De las nuevas incorporaciones, 28 proceden de la Colección lbercaja y 11, de la Real Sociedad Económica de Aragonesa de Amigos del País. Entre las nuevas piezas destacan un dibujo de Goya, varias obras de los hermanos Bayeu e importantes creaciones de autores aragoneses como José Luzán, Mariano Barbasán, Marcelino de Unceta, Francisco Pradilla, Pablo Gargallo y los Grupos Pórtico y El Paso, entre otros.
Junto a la reapertura del Museo, se presentará en la sala de exposiciones temporales la muestra “Goya y Zaragoza (1746-1775). Sus raíces aragonesas”, como vanguardia de la vocación por la obra y el legado del pintor que va a tener el Museo Goya. Colección Ibercaja.
El nuevo planteamiento ha sido presentado esta mañana por Teresa Fernández, directora de la Obra Social de Ibercaja; Rosario Añaños, directora del Museo Goya. Colección Ibercaja, y Arturo Ansón, asesor científico del discurso expositivo, quienes han explicado los nuevos contenidos y las principales actuaciones realizadas desde el pasado mes de noviembre.

Un tesoro de 500 obras de arte

El legado artístico del pintor de Fuendetodos y una amplia selección de la Colección Ibercaja son los ejes principales que articulan el recorrido del Museo Goya. Las obras expuestas abarcan desde el siglo XV hasta los años setenta del siglo XX.
En la primera planta, denominada los antecedentes de Goya, se muestran obras de pintura y escultura de los siglos XV al XVIII. Aquí se han incorporado 8 piezas entre las que destacan un anónimo flamenco del XVI; un San Isidro, de Jusepe Leonardo; “La huída a Egipto”, de José Moreno; “La alegoría de la tragedia”, de Gerrit Van Honthorst, y una Inmaculada Concepción, recién adquirida, de Vicente Berdusán.
La segunda planta se dedica al pintor aragonés. La sala Goya acoge las 15 pinturas de Goya, propiedad de la entidad y de su fundadora la Económica, y de algunos de los pintores más importantes de su época, como los hermanos Bayeu, Mengs o Giaquinto. Destaca precisamente el nuevo dibujo del Goya, aportado por la Económica, y el nuevo espacio dedicado a los hermanos Bayeu, donde se ha incorporado “La caída de los gigantes”, de Francisco Bayeu y mostrada al público en la reciente y exitosa exposición “Pasión por Aragón”. La Económica también ha depositado para exposición en el Museo una “Sagrada Familia”, de Vergara.
En la sala de grabados se exponen la series completas que el artista realizó desde 1778 a 1825 y que ahora se muestran con nuevos recursos tecnológicos que ayudan a una mejor comprensión de la obra. Este espacio es el único del mundo que muestra de forma permanente toda la obra gráfica de Goya.
En la tercera planta, bajo el epígrafe el legado de Goya, se exhiben obras que reflejan la repercusión del pintor en artistas españoles y aragoneses del los siglos XIX y XX. A estas salas se han incorporado 20 obras procedentes de la Colección Ibercaja, entre las que destacan piezas como “Nieblas de primavera”, de Francisco Pradilla; “Pastoras en el monte”, de Mariano Barbasán, y tres obras de Marcelino de Unceta, como el “Dux de Venecia”.
En la zona dedicada a los artistas del siglo XX, se han sumado importantes obras del Grupo Pórtico: Lagunas, Aguayo y Laguardia, y del Grupo El Paso: Saura, Francés, Victoria y Serrano. Junto a ellas se muestran ahora dos nuevas esculturas de Pablo Gargallo, como “El joven de la margarita”, y de Pablo Serrano: “La Labradora”.
El recorrido por las 5 plantas incluye la visita a la planta -1 donde se han instalado dos audiovisuales que introducen la obra del pintor, uno de ellos dirigido al público infantil con animaciones 2D y 3D.
A su vez, el propio edificio del museo añade valor artístico a la visita, ya que está ubicado en la casa renacentista que perteneció en origen al infanzón Jerónimo de Cósida, construida entre 1535 y 1536 por Juan de Lanuza. Además, en la planta –1, pueden visitarse los restos arqueológicos, de la época romana, integrados en el propio edificio, que remiten a una estructura rectangular, con apoyos para columnas internas que se relacionan con un espacio de aire basilical.
En la planta baja, de acceso al edificio, los visitantes tienen también acceso a las diferentes exposiciones que se programan a lo largo del año.
Más medios tecnológicos y contenidos didácticos al servicio del visitante
La Obra Social de Ibercaja completa su oferta a los visitantes con nuevos medios tecnológicos: audioguías y tabletas y un actividades didácticas como un recorrido por su obras maestras y visitas guiadas. En este sentido se ha dotado al Museo de un servicio de préstamo de audioguias y tabletas , que contienen explicaciones detalladas de más de 300 obras relevantes en español, inglés y francés.

Por otra parte el Museo Goya propone a sus visitantes un recorrido por la obras maestras, a través de quince piezas seleccionas y un programa de visitas guiadas que ofrece la posibilidad de disfrutar de una explicación especializada guiada a las obras más significativas.

El Museo, planta a planta
1. Goya. Antecedentes
La primera planta, dedicada a los antecedentes de Goya, exhibe 68 obras, 8 de ellas nuevas. La pintura religiosa española del Barroco tiene especial protagonismo en este espacio con obras representativas del naturalismo de autores como: Leonardo, Castillo y Llanos Valdés, y del pleno Barroco decorativo como: Cano, Escalante, Carreño y Moreno. También hay una buena representación del retrato y de otros géneros.
En la última sala se muestran lienzos de pintores aragoneses del pleno Barroco decorativo como: Aibar, Berdusán y Rabiella que fueron referentes para Goya en su juventud.
2. Sala Goya
La planta 2, punto central donde adquiere protagonismo la obra de Goya, comienza la visita en la sala Goya, que muestra una magnífica selección de cuadros religiosos, retratos y otras escenas en los que se puede comprobar la evolución de su pintura desde su época de juventud en Zaragoza hasta la culminación de su carrera como pintor de Cámara en Madrid y obras artísticas de sus referentes artísticos y de otros destacados pintores españoles de la época, en especial de los hermanos Francisco y Ramón Bayeu.
Se exhiben 38 obras, 11 de ellas de nueva incorporación y procedentes de la Económica, de estas últimas destaca un dibujo de Goya que representa a un hombre de espaldas con la cabeza de perfil y la “Caída de los gigantes”, de Francisco Bayeu, junto a dos de los dibujos preparatorios del cuadro.
De la época en la que Goya residió en Zaragoza entre 1771 y 1774 se muestran el boceto de “La Gloria”, que pintó en la bóveda del Coreto de la basílica del Pilar; y las figuras de “San Joaquín y Santa Ana”, que formaron parte de la decoración del oratorio del palacio de los condes de Sobradiel.

Del año 1775, cuando llamado por su cuñado Bayeu y por Mengs, marchó a Madrid con su mujer, se expone el “Autorretrato” que se hizo al poco de llegar, pintado a la manera de Mengs. Los primeros años en Madrid estudió en profundidad las pinturas de Velázquez que guardaba la colección real. Muestra de ello son las dos copias en formato reducido de “Esopo y Menipo”, y una serie de grabados al aguafuerte con retratos reales de Felipe III y Felipe IV con sus esposas, y enanos.

El museo también muestra una copia del “Cristo Crucificado”, obra de su discípulo Felipe Abás, que Goya realizó en 1780 y supuso su elección como académico de mérito en pintura de la Real Academia de San Fernando. De su época como docente en la Academia el museo incluye el dibujo anteriormente mencionado, “Hombre de espaldas con la cabeza de perfil”.

A partir de 1783 Goya se convirtió en un retratista muy solicitado por la fuerza expresiva y el realismo que conseguía en los rostros de los retratados. De este género se exponen las siguientes obras: El retrato del magistrado aragonés “Cistué y Coll” (1787), el retrato del militar y naturalista aragonés “Félix de Azara” (1805) y el retrato oficial e institucional de la” Reina María Luisa”.

De la época de la Guerra de la Independencia (1808-1814), se encuentra el boceto para el gran cuadro de “La carga de los mamelucos” (1814), que conserva el Museo del Prado. Completa la obra de Goya que alberga esta colección el cuadrito de “Baile de máscaras o Danzantes enmascarados bajo un arco” (h. 1815).
En este espacio se encuentra también la obra “Venida de la Virgen del Pilar a Zaragoza” de José Luzán, primer maestro del joven pintor.
En la sala del fondo se puede contemplar la obra de los aragoneses Francisco y Ramón Bayeu, destacados protagonistas en el panorama de la pintura española del último tercio del siglo XVIII.

En la tercera sala se muestran las obras de destacados pintores que influyeron en Goya y de otros pintores españoles coetáneos como: Corrado Giaquinto y Mengs.

3. Sala de Grabados

Este museo es el único en el mundo que muestra permanentemente la obra gráfica completa de Goya, que se compone de 244 grabados. La producción gráfica fue muy amplia y variada y se plasmó esencialmente en varias series de grabados: Los Caprichos (1799), Los Desastres de la Guerra (1810-1814; editada en 1863), La Tauromaquia (1816) y Los Disparates o Proverbios (1816-1824; editada en 1864). Todas y cada una de ellas constituyeron hitos en un proceso de investigación gráfica y de creación desarrollado por Goya, que culminaría en las litografías de “Los Toros de Burdeos” (1825). Con esa última serie demostró su capacidad de aprendizaje permanente y su sentido de modernidad.

En la sala dedicada a la obra gráfica de Goya se hace una presentación de las distintas obras de manera que el visitante pueda contemplar y a la vez tener una breve información sobre lo que representa cada grabado y su significado, presentada mediante unas tabletas portátiles con programación interactiva que ofrece unos comentarios más detallados de cada uno de los grabados.

4. El legado de Goya

La tercera planta compuesta por 153 obras, de las que se exhiben 20 nuevas piezas procedentes de la Colección Ibercaja, comienza con los seguidores e imitadores de Goya entre los que se incluyen los artistas: Eugenio Lucas Velázquez, Eugenio Lucas Villamil y artistas españoles del siglo XIX como Mariano Fortuny, Eduardo Rosales y Muñoz Degrain que sintieron el fuerte influjo de la pintura de Goya. También se muestra una selección del paisajismo español del siglo XIX con figuras como: Carlos de Haes, Masriera, Beruetey Martinez Abades. Además están representados los grandes pintores aragoneses, Unceta, Pradilla y Barbasán, así como los tres grandes escultores aragoneses del siglo XX: Pablo Gargallo, Honorio García Condoy y Pablo Serrano, que reciben un tratamiento destacado por la trascendencia nacional e internacional de su arte.

Los pintores de la escuela de Madrid, encabezados por Benjamín Palencia; los zaragozanos iniciadores de la pintura abstracta en España, Santiago Lagunas, Fermín Aguayo y Eloy Laguardia, y otros destacados pintores aragoneses que participaron en el triunfo de la abstracción, Saura, Viola y Victoria y que son referentes de la pintura europea contemporánea cierran el discurso en el que se quiere reflejar la presencia permanente de Goya en el arte posterior.

Museo Goya. Colección Ibercaja.
Espoz y Mina, 23. Zaragoza 50003
Teléfono: 976 397 387. Fax: 976 399 326. Email: museogoya@obrasocial.ibercaja.es

Horario temporada estival (1 de marzo– 30 de octubre)
De lunes a sábado, de 10 a 14 y de 17 a 21 horas
Domingos y festivos, de 10 a 14 horas.
Horario temporada invierno (1 noviembre-28 febrero)
De martes a sábado, de 10 a 14 y de 17 a 20:30 horas.
Lunes cerrado. Domingos y festivos, de 11 a 14 horas.
Cerrado: 1 de enero, 6 de enero, 1 de mayo, 24, 25 y 31 de diciembre