INFORMACIÓN ACERCA DE LAS COOKIES UTILIZADAS
Le informamos que en el transcurso de su navegación por los sitios web del grupo Ibercaja, se utilizan cookies propias y de terceros (ficheros de datos anónimos), las cuales se almacenan en el dispositivo del usuario, de manera no intrusiva. Estos datos se utilizan exclusivamente para habilitar y estudiar de forma anónima algunas interacciones de la navegación en un sitio Web, y acumulan datos que pueden ser actualizados y recuperados. En el caso de que usted siga navegando por nuestro sitio Web implica que acepta el uso de las cookies indicadas. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra sección Política de cookies


Facebook
Twitter
Google+

El Espíritu Santo rodeado de ángeles en la Gloria, con san Juan Evangelista, el rey Salomón, y el [...]

El Espíritu Santo rodeado de ángeles en la Gloria, con san Juan Evangelista, el rey Salomón, y el trampantojo del retablo con la Inmaculada Concepción

Ficha técnica

  • Autor Francisco Bayeu y Subías
  • Título El Espíritu Santo rodeado de ángeles en la Gloria, con san Juan Evangelista, el rey Salomón, y el trampantojo del retablo con la Inmaculada Concepción
  • Cronología 1790
  • Técnica Óleo sobre lienzo

Descripción

Obra de excepcional calidad de Francisco Bayeu, pintada en 1790, es el boceto o “modelo” de presentación para la decoración al fresco de la segunda estancia del Oratorio del Rey en el Palacio Real de Aranjuez. En él hay representado un complejo programa iconográfico, en que se exalta la concepción de la Virgen María sin mancha del pecado original. En un rompimiento de Gloria, el Espíritu Santo aparece en lo alto, rodeado de ángeles en atrevidos escorzos, algunos portando jeroglíficos y símbolos de las Letanías Lauretanas, dedicados a la Inmaculada. Abajo, a la derecha, hay una alegoría de la Monarquía Española, en forma de león, coronado y con cetro, y recostado sobre dos orbes, que representan Europa y América. Con ello se significa la estrecha vinculación entre la Corona de España y la Inmaculada Concepción, pues Carlos III había puesto la monarquía española bajo su protección y había creado en 1771 la Real Orden de Carlos III con esa advocación. Este boceto resulta espectacular, de ejecución primorosa y ligerísima, llena de sutilezas y efectos lumínicos todavía de sensibilidad rococó, que confieren la sensación de sobrenaturalidad a lo representado.

Ubicación en el museo

Puedes localizar esta obra en  Planta 2 Sala Goya

Multimedia