INFORMACIÓN ACERCA DE LAS COOKIES UTILIZADAS
Le informamos que en el transcurso de su navegación por los sitios web del grupo Ibercaja, se utilizan cookies propias y de terceros (ficheros de datos anónimos), las cuales se almacenan en el dispositivo del usuario, de manera no intrusiva. Estos datos se utilizan exclusivamente para habilitar y estudiar de forma anónima algunas interacciones de la navegación en un sitio Web, y acumulan datos que pueden ser actualizados y recuperados. En el caso de que usted siga navegando por nuestro sitio Web implica que acepta el uso de las cookies indicadas. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra sección Política de cookies


El museo está abierto aplicando las medidas necesarias para garantizar su seguridad. Consulte los horarios.
Facebook
Instagram
Youtube
TikTok
Comprar entradas
Facebook
Compra de entradas

EL “SAN IGNACIO DE LOYOLA” DE GOYA, SE INCORPORA AL MUSEO GOYA, DE FUNDACIÓN IBERCAJA

2021-03-18 |
EL “SAN IGNACIO DE LOYOLA” DE GOYA,  SE INCORPORA AL MUSEO GOYA,  DE FUNDACIÓN IBERCAJA
ZARAGOZA.- El Museo Goya de Fundación Ibercaja acoge desde hoy el cuadro del pintor aragonés que representa a “San Ignacio de Loyola”, sumándose a los lienzos y grabados que integran la colección permanente de la entidad. Es un óleo sobre lienzo de 85 x 75 cm, realizado alrededor de 1775, que se ha incorporado procedente de una colección privada, y que se muestra en la sala principal del Museo, junto a las demás creaciones del artista.
 
La obra ha sido presentada esta mañana a los medios de comunicación por el presidente de Fundación Ibercaja, Amado Franco Lahoz; el director general de Fundación Ibercaja, José Luis Rodrigo Escrig, y la directora del Museo Goya, Rosario Añaños.

Con su incorporación, el Museo Goya cumple con su vocación de ser un museo vivo, dedicado a facilitar el conocimiento y divulgación de la obra del genio de Fuendetodos, en y desde Aragón. Se enmarca en los actos de conmemoración del 275 aniversario de su nacimiento, una efeméride en la que Fundación Ibercaja quiere recordar su legado y reflexionar sobre su significado.

Se trata de una obra en la que Goya pintó al fundador de la compañía de Jesús, en sus últimos años de estancia en Zaragoza o en los primeros momentos de su llegada a la Corte, tras el periodo de formación en Italia. Aunque no existe documentación que lo acredite, se cree que tiene su origen en un encargo realizado por Juan Ignacio Ezcurra (1750-1827), que pasó a sus descendientes y se mantuvo en esa familia hasta los años setenta.

Un nuevo cuadro para la Sala de los Goya

El público zaragozano y los visitantes del Museo Goya pueden contemplar desde esta misma tarde esta magnífica obra, que se ya se exhibe en la sala principal, dedicada al ilustre pintor aragonés.

El cuadro representa al santo de medio cuerpo, girado hacia la derecha y mirando al espectador casi de frente. En la imagen, San Ignacio de Loyola viste el hábito oscuro de la orden, con el rosario prendido en la cintura; y en sus manos porta un libro con una inscripción: "ad maiorem dei gloriam" ("a la mayor gloria de Dios"). Se muestra sin la barba con la que habitualmente es representado y destaca la expresividad de los ojos. En el ángulo superior derecho del óleo aparece el anagrama de la Orden.

En la obra se observa la "maestría" del pintor, principalmente en la profundidad de la mirada del santo, su expresividad y emotividad; la forma de iluminarlo, resaltando el halo de santidad sobre el fondo abstracto, y la construcción a base de pinceladas seguras. Ejecuta las manos con pinceladas de gran precisión, utiliza con pericia el color, y su habilidad con veladuras y trasparencias permiten apreciar incluso las venas en su mano izquierda.

Tras su llegada, el cuadro ha permanecido durante unos días en su embalaje de transporte, para dar el tiempo necesario a la aclimatación. Posteriormente, se han realizado trabajos mínimos de adecuación para su colocación en la sala principal que reúne las otras obras del pintor aragonés.

El Museo muestra a Goya y su obra en su contexto cultural y artístico, con sus precedentes y sus consecuencias creativas hasta nuestros días, y haciendo hincapié en los grandes artistas aragoneses contemporáneos, que constantemente han vuelto al maestro para inspirarse.

Mejorar la colección permanente en las fórmulas que pudieran plantearse es además uno de los objetivos principales del Museo, que se está cumpliendo con iniciativas por como la incorporación de la pintura presentada hoy.


 
¿QUIERES CONOCER TODAS LAS NOVEDADES DE FUNDACIÓN IBERCAJA?Suscríbete